Esgrima Antigua

Esgrima Antigua o Esgrima Histórica es un neologismo que se refiere al conjunto de artes marciales de origen europeo, formas de lucha con armas blancas practicadas en la antigüedad que hoy día han caído en desuso, o evolucionado a formas modernas, como el actual deporte olímpico de la esgrima.

Esgrima Antigua.


Esgrima Antigua.

Las artes marciales históricas europeas cayeron en desuso al mismo tiempo que las armas que empleaban. Lo que sabemos hoy día de las mismas se debe a los libros y manuales que han sobrevivido. No existen manuales conocidos con fecha anterior a la Baja Edad Media (siglos XI al XV) a excepción de dos: el manuscrito conocido como P.Oxy. III 466, el manual de artes marciales europeas más antiguo conocido, que contiene fragmentos que describen la forma de realizar presas y agarres en la lucha griega, la versión histórica de la actual lucha grecoromana, y el De Re Militari, un libro escrito por Vegecio en el siglo IV en el que se describe el sistema militar de la Antigua Roma, incluyendo notas sobre entrenamiento y organización.
Sin embargo, en obras de literatura antigua y medieval se conocen fragmentos que detallan hechos y conocimientos militares específicos, del mismo modo, en obras de arte antiguas aparecen representadas formas de combate y armas históricas (como en el Tapiz de Bayeux o la Biblia de Morgan). Aunque algunos investigadores han tratado de recrear estos antiguos estilos de lucha (como el pancracio y la lucha de gladiadores) basándose en dichas fuentes y en la experimentación, estos intentos quedan reducidos a especulaciones más o menos fundamentadas, debido a la falta de instrucciones específicas.
Durante la Baja Edad Media aparecieron los Fechtbuch (en alemán manual (o libro) de combate), manuales de artes marciales, de origen germánico. Estos libros tenían como único tema la descripción de formas de combate con armas. Aunque se popularizaron sobre todo durante el siglo XIV, el más antiguo conservado, el Ms. I.33 (también llamado el Fetchbuch de Walpurgis o Fechtbuch de la Torre), data posiblemente de entre 1290 y principios o mediados del siglo XIII. En sus 64 páginas ilustradas se describe un sistema de lucha completo empleando broquel y espada.
El paso a la Alta Edad Media supuso el origen de las llamadas “Escuelas de Esgrima”, refiriéndose a estilos diferenciados que se conocían generalmente por el nombre de su país de origen.
La esgrima antigua que se conoce hoy día consiste en una reconstrucción histórica de la práctica de la esgrima, tal como fue codificada en los tratados del medioevo (siglos V-XV), el renacimiento (siglos XV-XVI) y el siglo de oro (1492-1681). A medida que el uso de distintas armas blancas fue quedando obsoleto, la forma de emplearlas se perdió también.
A finales del siglo XIX se produjo a lo largo de toda Europa un resurgimiento del interés en las artes marciales históricas.
En Alemania, Karl Wassmannsdorf inició la investigación que permitió la recuperación de las partes de la Escuela Germánica que aún se conocen y practican hoy día, así mismo, Gustav Hergsell reeditó tres de los manuales de Hans Talhoffer.
En Francia, la Academie D’Armes se embarcó en un proyecto equivalente entre 1880 y 1914.
En Inglaterra, Egerton Castle y Alfred Hutton escribieron libros pioneros en la historia de la esgrima antigua, y Cyril Matthey reeditó los libros de Silver Paradoxes of Defence y Brief Instructions. Los tres se mostraron interesados en el lado práctico de la interpretación, realizando demostraciones públicas de las técnicas reconstruidas.
En Italia, Jacopo Gelli y Francesco Novati publicaron una edición en facsimil del Flos Duellatorum de Fiore dei Liberi, y Giuseppe Cerri publicó un libro acerca del bastone inspirado directamente en las obras sobre espada a dos manos de Achille Marozzo.
En España, las obras de Enrique de Leguina siguen siendo una referencia estándar hoy día.
A lo largo del siglo XX se prosiguió con la investigación de estas antiguas formas de combate por parte de investigadores, en su mayor parte académicos, con acceso a algunas de las fuentes. Sin embargo, el interés en interpretar físicamente los movimientos explicados en los textos decayó, principalmente debido a la distancia entre los investigadores y la falta de medios de comunicación efectivos.
Durante la década de 1970 se produjeron varios hechos que dieron nuevo impulso al movimiento de estudio de la esgrima histórica. Por un lado, proliferaron los grupos de recreación histórica medievalistas, lo que amplió la cantidad de estudiosos de las artes marciales europeas durante dicho periodo. Por otra, también el mundo editorial cobró un nuevo interés en el tema.
Este incremento a lo largo de Estados Unidos y Europa en la cantidad de investigadores aislados de las artes marciales históricas europeas alcanzó su masa crítica con la proliferación del uso de Internet en la década de 1990. Empezaron a aparecer webs y listas de correo dedicadas al tema, lo que permitió a la gente con los mismos intereses ponerse en contacto y organizarse a un nivel inaudito hasta entonces. La gran mayoría de organizaciones actualmente dedicadas al estudio de la esgrima histórica surgieron en dicha época.
En España diferentes asociaciones como la FEEH (Federación Española de Esgrima Histórica) y academias privadas estudian y reconstruyen la esgrima histórica. Por supuesto en estas asociaciones suelen utilizar versiones de las armas sin filo ni punta y protecciones.
Las armas más utilizadas son las espadas como por ejemplo:

  • Espadón a dos manos, Espadón, Montante, Claymore o Mandoble son nombres empleados para designar espadas de tamaño o peso considerable que solo pueden ser blandidas a dos manos.
  • Espada de mano y media o Espada bastarda son espadas que podían utilizarse tanto a dos como a una mano. La espada bastarda tiene la peculiaridad de no tener un filo recto, sino que podía tener pinchos, sierras u ondulaciones para hacer más difícil la cicatrización de las heridas causadas.
  • Espada una mano o Espada ancha espadas óptimas para el uso a una mano, con un pomo corto que no permitía espacio para más de una mano.
  • Alfange o Cimitarra son espadas con hojas curvas usadas principalmente por pueblos árabes y orientales.
  • Sable espada curva normalmente con una guarda en forma de cazo que protege la mano.
  • Espada ropera espada a una mano con un filo estrecho y una guarnición del puño elaborada. Surgida en españa durante el renacimiento (siglos XV-XVI)
  • Estoque espada a una mano diseñada para pinchar, con una hoja que se va estrechando desde la empuñadura hasta la punta.
  • Espada corta, Gladius o Falcata espada de poca longitud mas o menos medio metro, que solían emplear los romanos. La falcata se distingue por tener una hoja curva en forma de hoz y es originaria de los pueblo hibéricos.

Aun que intentan recrear el uso de cualquier arma antigua europea, con lo que también podemos encontrarnos otras armas, como por ejemplo:

  • Daga o Puñal arma de filo de hoja corta.
  • Escudo arma destinada a la protección.
  • Lanza arma de acometida diseñada para empalar.
  • Alabarda arma diseñada para empalar y cortar con una amplia distancia
  • Bola y cadena una cadena con una bola de metal en su extremo para propinar golpes contundentes.
  • Hacha un palo con un filo a su extremo que solía usarse para cortar madera.
  • Maza vara con un peso en un extremo para propinar golpes contundentes.

Ver listado de artes marciales.

Redes Sociales
Esta entrada fue publicada en Artes Marciales y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Esgrima Antigua

  1. Pingback: Esgrima Antigua | SportSquare

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Blue Captcha Image Refrescar

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>